El Comité de Trabajadores de GUMARSAL denuncia el cese de 28 plazas del área de proyectos, además de estar en riesgo el empleo de más de 1300 familias que viven en la zona de San Juan Opico, Ciudad Arce, Santa Ana y San Salvador.

Las operaciones de la empresa se encuentran con dificultades, ya que nuestro principal proveedor en Estados Unidos no seguirá proveyendo la empresa de las materias primas para comercialización como: el arroz, el maíz, el trigo, la soya entre otros productos sensibles para la alimentación de las familias salvadoreñas. Sin inventario para vender significa la muerte total de la empresa.

Con la falta de trigo para atender nuestros clientes le dejamos el mercado a la harinera MOLSA quienes en el pasado han sido multados por sostener acuerdos de precios con $1,971,015.16 según la Super Intendencia de competencia, lo que representa un riesgo muy grande para el sector panificador y el consumidor final.

El principal Supermercado de El Salvador se ha retirado de nuestros clientes por lo que cerca de 90 personas de reparto y promoción serán despedidos ya que no se lograra sostener esas plazas.

No nos renovaran el seguro médico y de vida, quitándonos parte de las prestaciones que siempre hemos obtenido gracias a la buena administración de Don Wilfredo Guerra y su familia, además el personal no es sujeto a préstamos bancarios, debido a toda la campaña de desprestigio que durante años ha sostenido la competencia.

Las compras de combustibles se han realizado irregularmente dificultando el sistema de reparto y por lo tanto, afectando las ventas.

La seguridad alimentaria de nuestro país se encuentra en riesgo ya que somos estabilizadores de los principales productos de la canasta básica, con las importaciones de granos como el frijol, arroz y maíz. Evitando la especulación en el mercado para ofrecer precios justos a nuestros clientes.

Como trabajadores de GUMARSAL nos sentimos con nuestra frente en alto, confiamos en Dios y que la verdad hará justicia, somos testigos del trabajo honesto y honrado que se ha desarrollado en la compañía y esperamos que las autoridades de nuestro país defiendan la empresa que es del Pueblo, es de El Salvador.

Exigimos a la Presidencia de la República, el Ministerio de Trabajo, la Organización de los Derechos Humanos, la Asamblea legislativa, Órgano Judicial, solucionar pronto el problema y el limbo judicial que la empresa GUMARSAL ha tenido por más de 6 años, acusándoles de delitos, condenándoles civilmente sin ser juzgados en juicio, ESO NO ES CONSTITUCIONAL, NO ES JUSTO!

¡GUMARSAL SOMOS TODOS!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here